Eromanga-sensei 6.2

Capítulo 2.

La primera vez que Eromanga-sensei apareció en persona fue durante el evento de escenario en Akihabara.
Ese mismo día, dentro de una habitación en Akihabara, estaba comiendo con mis compañeros de trabajo.
“Gracias por tu arduo trabajo.”
“Hm, espero que muchas más personas conozcan mi nueva novela.”
Me respondió un hombre en ropa de primavera. Él es mi Kouhai, Shidou Kunimitsu. Al lado suyo se encuentra Kusanagi-senpai.
Cuando dejé el escenario también vi a Elf y a Muramasa-senpai, pero me fui con esos dos por unos ‘asuntos importantes de hombres’.
“Muchísimas gracias. Todo se debe al esfuerzo de todos.”
Digo. Eso es verdad de todos modos, yo no hice mucho. El evento de escenario fue un éxito gracias a Eromanga-sensei (o más bien, gracias a mi tía, Kyouka-san).
“Entonces… ¿Qué es este ‘asunto importante de hombres’ del que hablaste?”
Realmente tuve un mal presentimiento, así que le pregunté a Kusanagi-senpai mientras me preparaba mentalmente.
“Bueno…es sobre Kunimitsu.”
“¿Shidou-kun?”
Repetí lo que dijo y volteé a ver a Shidou-kun.
Normalmente él se ve como un brillante hombre joven, pero hoy tiene sus hombros caídos y su cabeza hundida. Ahora que lo miro más de cerca, su expresión es terrible. ¿No durmió bien o algo?
“En realidad, recientemente…me he sentido realmente cansado.”
“¿Cansado? ¿Tienes un bloqueo de escritor?”
“No es como si no pudiera escribir nada, pero el progreso es muy lento. Sin importar qué tanto lo intente, no puedo hacerlo.” Suspiró.
“Estaba escribiendo pero de repente me encontré buscando ‘cómo elevar mi motivación’, ¡y mi novela no avanzó ni una sola palabra!”
¡Wow wow wow!
Eso es bastante normal para las personas que trabajan en casa, apuesto a que la mayoría de nosotros lo ha tenido en algún momento.
“Si fuera tú dormiría un poco.”
Dormir algunas horas y tomar un baño - aunque no puedas recuperar tu máxima condición, al menos renovará tu motivación un poco. Es útil tanto en el trabajo como en la escuela.
Al escuchar mi sugerencia Shidou-kun sacudió la cabeza.
“Incluso luego de dormir nada cambió. No pude escribir…y luego lentamente dejé de entender el por qué estaba escribiendo…así que se convirtió en muchas noches en vela.”
“Hah, entonces la situación es bastante seria. ¿Ocurrió algo?”
No creo que haya una forma de ayudar, pero al menos debería intentarlo.
“Muchas cosas. ¿Recuerdas cuando participé en el ‘Torneo Mundial de Novelas Ligeras’?”
“Sí, ¿y?”
El ‘Torneo Mundial de Novelas Ligeras’.
Originalmente era un torneo para los autores novatos, pero debido a que una ‘problemática novelista’ casi lo arruina todo, al final alguien que no es un novato ni un autor famoso terminó ganando. Un evento echado a perder (para los novatos).
“En esa ocasión mi trabajo podía convertirme en novelista si continuaba desarrollándolo.”
En ese entonces, Elf dijo la misma cosa. Ella dijo que Shidou-kun seguía escribiendo su serie de novelas cortas con las que empezó, esa historia suya que puede calentar el corazón de las personas.
“He estado intentando continuarla después de medio año…pero ninguna fue aprobada, no pude hacerlo.”
No es algo inusual, pero no podía decírselo.
Bueno, si no podemos escribir nuestros ingresos se ven afectados de inmediato. Eso no es algo bueno.
Esta es una de las razones por las que Shidou-kun se siente deprimido. ‘No le va bien en el trabajo’.
“Dijiste que eran muchas, ¿entonces significa que hay más razones?”
“Sí.” Dijo con ojos llorosos. “Otra razón es…mi sangrante corazón luego del Día Blanco…”
No lo entiendo por completo, pero parece que a Shidou-kun le gusta mi editora, Kagurazaka-san.
Algunos de ustedes podrían haberlo olvidado, así que déjenme repetirlo:
En San Valentín, Army, Shidou-kun y yo hicimos un ‘Plan para contrarrestar el día de San Valentín’, el cual le permitió a Shidou-kun recibir chocolates de Kagurazaka-san (chocolates de amistad debo aclarar).
Un mes después, el Día Blanco, Shidou-kun le respondió en forma de un muy impresionante pastel. Pero Kagurazaka-san se lo comió junto a sus compañeros de trabajo (hombres).
En otras palabras, sus sentimientos no alcanzaron a cierta persona. Su corazón se rompió y terminó borracho en mi casa.
La segunda razón por la que Shidou-kun está deprimido. ‘No le va bien en el amor’.
“Ya veo. Entonces es por eso que estás deprimido.”
“¡Hay más!”
¿Más?
Continuó:
“Hoy, planeé venir aquí y participar en este evento para mejorar mis ánimos…pero conocí a muchos novelistas, autores novatos. Muchos de ellos tuvieron eventos de escenario, muchos de ellos se veían tan felices… Me hizo sentir peor. ¡Yo nunca he recibido una sola carta de mis lectores!”
Dijo mientras su cabeza de hundía como si estuviera a punto de recargarla contra la mesa en cualquier momento.
Kusanagi-senpai rio y dijo:
“Deberías actuar como yo, ¡usa el resentimiento como combustible para trabajar! Ah, felicidades, Izumi-sensei, ¡las ventas de ‘Sekaimo’ han alcanzado las 100,000 copias! Ciertamente alguien en el fondo del barril, como yo, no puede compararse con alguien como tú. ¿Tienes planes para animarla?”
“Ajajaja, ¿quién sabe?”
Muy problemático.
Nunca antes había alcanzado esa cifra, así que no tengo idea de cómo manejarlo. A diferencia de Elf yo no puedo escuchar algo así. Así que todo lo que hice fue sonreír de forma extraña.
De todos modos -
La tercera razón por la que Shidou-kun está deprimido. ‘¡Comparado con otros novelistas, a mis novelas no les va muy bien!’.
…Básicamente es eso.
“Hah…Ni siquiera tengo fuerzas para estar celoso…solamente puedo estar decaído…”
Shidou-kun sonrió sin emociones. Kusanagi-senpai asintió a su lado.
“Así que, como puedes ver, he hablado con él muchas veces pero no puedo soportarlo más. Izumi-kun, danos una mano.”
“Incluso si dices eso…”
Aunque quiera ayudar, no creo que pueda hacer algo por él. Pienso que esto es algo que las personas tienen que hacer por sí mismas.
Por ejemplo, si Elf o Muramasa-senpai me escucharan decir algo así de deprimente, apuesto a que se reirían de mí o me regañarían. Esa es su forma de ayudarme a levantar mi espíritu. Y así podría resolver el problema por mi cuenta.
Aquí no hay algo que pueda hacer. Siento que si lo fuerzo podría terminar mal.
Kusanagi-senpai volteó hacia mí:
“Entonces, Izumi, esta es tu oportunidad.”
“¿Oportunidad? ¿Qué puedo hacer?”
“Para ayudar a Kunimitsu, vamos a salir en una cita grupal.”
“¿¡Cita grupal!?”
No esperaba que Kusanagi-senpai dijera algo como eso.
A su lado incluso Shidou-kun tenía los ojos bien abiertos.
“Cita grupal…quieres decir…bueno, con el mismo número de hombres que de mujeres, comenzamos con una pequeña charla y marcaremos el inicio de una relación…”
“¡Sí! ¡Si hubiera una hermosa chica entre nosotros podrías recuperarte!”
De repente con un *barrido*, Shidou-kun se levantó de la mesa.
“¡Es cierto! ¡La última vez que Kusanagi-senpai me llevó a un club me sentí muy motivado!”
“Lo diré de antemano, no voy a tomar con Kunimitsu.”
“¿Po-Por qué? ¡Fue tan divertido! ¡Aunque no recuerdo mucho!”
“¡Cállate! De todos modos, no voy a tomar contigo.”
“¿Eh? ¿Eh?”
Su relación no es tan mala.
Permítanme recordarles sólo por si acaso. Hubo una vez que, debido a la embriagues de Shidou-kun, Kusanagi-senpai (junto con Elf y yo) conseguimos un recuerdo que ninguno de nosotros quisiera recordar.
Kusanagi-senpai cruzó sus brazos en forma de X.
“Esta vez vamos con Izumi, él es menor de edad, así que no habrá alcohol.”
“Escúchenme, Kusanagi-senpai, Shidou-kun. ¿Podrían dejar de hacer planes sin preguntarme primero? ¡NO voy a ser parte de su plan! ¡Tengo alguien que me gusta!” Respondí rápidamente, añadí: “Además, ¡Shidou-kun también tiene alguien que le gusta! ¿Pero de todos modos planeas continuar con esto?”
“Bueno, tienes un punto…”
Este Kouhai parece que aceptaría cualquier cosa.
Kusanagi-senpai sonrió:
“Déjenme decir qué es lo que está pensando Kunimitsu. ‘Mi trabajo no va bien. No me va bien en el amor. Nada está yendo bien. No es como si me hubiera rendido con Kagurazaka-san, pero es una oportunidad para conocer a una nueva chica. Incluso si es más joven que yo’.”
“¡No, no pensaba de esa manera!” Shidou-kun lo corrigió apresuradamente.
“¿De verdad?”
“………”
Al encarar los ojos de Kusanagi-senpai, Shidou-kun no pudo hacer algo más que voltearse.
¿Acertó? Huh.
Kusanagi-senpai puso su mano amablemente en el hombro de Shidou-kun, se volteó hacia mí:
“Incluso si tienes alguien que te gusta, no es problema salir en una cita grupal. No seas tan obstinado, Izumi.”
“Si dejas que tu personaje diga eso en una novela ligera, los lectores te golpearán hasta convertirse en pulpa.”
Recientemente, las personas comenzaron a demandar, al menos, algún tipo de educación en el personaje principal.
Kusanagi-senpai sacudió los hombros:
“Ni Kunimitsu ni yo somos personajes principales de una novela ligera, de todos modos~.”
“Creo que es algo que harían las personas normales.”
“No me importa tu razón. A ninguno de los dos nos importa, ¿verdad, Kunimitsu?”
“Eh… Qu, qué debería hacer…”
Mierda. Shidou-kun está siendo afectado por Kusanagi-senpai.
Kusanagi-senpai golpeó su puño contra la mesa.
“Dime, Izumi…tú, estudiante de preparatoria, Izumi Masamune-sensei, ¿no vas a ayudar a tu Kouhai con el corazón roto? ¡Sólo quiero presentarle algunas chicas lindas en lugar de una anciana!”
“¡No le digas anciana a Kagurazaka-san!”
Como era de esperar de Shidou-kun, inmediatamente rechazó esa frase. Yo lo seguí.
“¡Espera un segundo! ¿Qué estás planeando que haga?”
“Preséntame alguna chica de preparatoria.”
Kusanagi-senpai pidió eso con una mirada seria.
¡Policía! ¡Llamaré a la policía para que te arresten!
“¿Cómo, cómo podría presentarle alguien tan sospechoso como tú a mi amiga?”
“¿Sospechoso? ¿Dónde? ¡Sólo queremos divertirnos!”
“¡Mentiroso!”
Al escuchar mi respuesta, Kusanagi-senpai tomó a Shidou-kun por el cuello y lo acercó a mi cara.
“¡Izumi! ¡Mira lo puro que son sus ojos! ¿Son algo que tendría una persona que siempre piensa en eroges?”
“No sé si estaba pensando en eroges o no, ¡pero sus ojos están opacos! ¡Como los de un pez muerto!”
“Bueno, eso significa que él es lamentable, ¿correcto?”
“… ¿Puedes dejar de involucrarme en esto?”
Espetó Shidou-kun. Desvié la mirada de él y volteé hacia Kusanagi-senpai:
“¿Qué hay de ti entonces? ¿Puedes presentarle alguien que conozcas?”
“No sé quién sería lo suficientemente pura para curar a un hombre joven como este. Sólo tú puedes encontrar a una chica pura que sea menor que él.”
Sus palabras ahora se volvieron repentinamente serias, eso me hizo sentir un poco de presión.
“¡Participar en una cita grupal va a darte muchas referencias de amor útiles! Es una oportunidad de oro, normalmente nunca la tendrías.”
“Kuh… Mwu…”
Si hubiera pensado con claridad, hubiera visto que su razón en realidad era poco realista. Pero esa vez fui engañado y sentí que lo que dijo tenía sentido.
“Bien, Izumi - ¡Date prisa e invita alguna chica linda para una cita grupal! ¡Apuesto que será divertido! ¡Podríamos ayudar a Kunimitsu! ¡Si no confías en nosotros eres libre para ir y observarnos!”
“Chica…linda…cita grupal…”
“¡Sí, sí! ¡Chica linda! ¡Chica de preparatoria!”
“¡Por favor encuentra algunas chicas inocentes, Izumi-kun!”
¡Hey, hey! ¿Shidou-kun? ¿Desde cuándo estás intentando unirte?
“Si es posible, ¡por favor intenta encontrar alguna chica a quien le gusten las novelas ligeras!”
“Si existiera alguien así sería un ángel… ¿Dónde puedo encontrar alguien así?”
Oh, Shidou-kun sonó extraño hoy.
“Ah ~ ¿vas a extender tu mano hacia tu compañero de trabajo, Izumi-kun? Es algo que no podría aprender ~.”
“¡No tienes derecho de decir eso!”
¿Date prisa y dime quien te gusta?
“Ah, ese viaje fue tan divertido. Izumi-kun tuvo unos buenos momentos con dos hermosas chicas mientras que Chris-san y yo tuvimos que trabajar…”
“¿Qué?”
Es primavera, ¿sigues recordando algo que pasó el verano del año pasado?
“¡Izumi! ¿Tú…puedes actuar tan despiadadamente con tu Kouhai? ¡Qué Senpai tan frío!”
Kusanagi-senpai, ¿podrías dejar de fingir sorpresa?
“A decir verdad, pienso que Izumi-kun me debe una por mantenerme fuera de su camino en ese viaje.”
“No no no, Shidou-kun. El problema que nos diste cuando te emborrachaste lo compensa.”
“¿Eh? ¿Eso pasó?”
“¡No me digas que lo olvidaste!”
¿Realmente no lo recuerda? ¿O de nuevo está fingiendo?
Kusanagi-senpai dijo en un tono serio:
“Él claramente no lo recuerda.”
“¡Kuh!”
Shidou-kun se emborrachó en mi casa, también Kusanagi-senpai sabe eso.
“No tengo idea de lo que hablan, pero es momento de demandar el favor que Izumi-kun me debe. Preséntame a una chica pura a quien le gusten las novelas ligeras.”
“Nunca te he debido algo…”
“Lo diré una vez más: una chica joven, ¿escuchaste? ¡Joven!”
“No te confundas, sólo quiero una amistad platónica. Nada más… ¡sólo algo que cure mi corazón…!”
¿TANTO así quieres hablar con una chica de preparatoria? ¿Qué no hace poco eras uno?
“¡Bien! ¡Bien! ¡Intentaré hacer lo mejor que pueda!”
Fui coaccionado a hacer eso por mi Senpai y mi Kouhai…
Al final acepté sus demandas.
Lo siguiente es la parte problemática… ¿en dónde puedo encontrar a una chica como esa…?


La siguiente semana, en clases. Estaba recostado, incapaz de pensar una solución cuando alguien me saludó.
“Mune-kun, Mune-kun.”
Era mi compañera de clases, Takasago Tomoe. Un hermoso cabello largo y negro. Un pecho bien dotado que está cerca a salirse de su uniforme.
“Gracias por tu duro trabajo. También vi tu evento de escenario.”
“Er… Gracias.”
“No pensé que Eromanga-sensei era una mujer así de hermosa.”
“Ah…ajajajaja…”
Ella no era la real - por supuesto, no puedo decírselo.
Tomoe bajó la cabeza y me susurró:
“…Oye, ¿Eromanga-sensei es la persona que te gusta, Mune-kun?”
“Eh…cómo debería decirlo…”
“¿Estoy en lo correcto?”
“Bien, no exactamente…”
Sí, me gusta Eromanga-sensei. Pero no la Eromanga-sensei que salió en el evento, Kyouka-san. La pregunta de Tomoe no es algo que pueda responder fácilmente.
“Bien, por favor ya no preguntes sobre eso.” Me vi forzado a cortar el tema. “Dime…”
“¿Dime?”
“………………”
“¿Pasa algo malo? ¿Por qué me estás mirando?” Tomoe parecía confundida.
“En realidad…por muchas razones, estoy buscando a alguien que cumpla algunas ‘condiciones’.”
“Mwu, ¿condiciones?”
Al ver su apariencia confundida, continué:
“Así es. Una linda y joven chica, que sea pura, que le gusten las novelas ligeras y que pueda fácilmente llevarse bien con las personas.”
“Ah, estás hablando de mí.”
Rio Tomoe. Dicen que cada ave ama escuchar su propio cantar. Sabía que respondería eso.
“Bien…en realidad… Estoy de acuerdo en que Tomoe cumpliría esas condiciones…”
Aunque…cómo debería decirlo…
“…Sólo, sólo estaba bromeando pero tú lo tomaste en serio. Qué audaz.”
Ahora está avergonzada.
“¿De qué hablas exactamente?”
“Una cita grupal.”
“¿Eh?”
“Estoy buscando a una candidata para una cita grupal - conmigo. Es por eso que estoy buscando chicas que cumplan esas condiciones.”
“………………Hm.”
De repente sentí un escalofrío recorriendo mi espalda.
Me está mirando hacia abajo, ¿verdad?
“Dijiste que ya tenías alguien que te gusta ~ mwuuuuu.”
“¡Kuh!”
¡Kusanagi-senpai! ¡Shidou-kun! ¿¡No pueden verlo!? ¡Una verdadera chica pura NO se uniría a una cita grupal!
“No, ¡no pude decir que no! Mi Kouhai se ha estado sintiendo deprimido últimamente-
Rápidamente le expliqué mi situación a Tomoe. Me aseguré de decirle que esto no era algo extraño, sólo normal, una cita grupal entre amigos.
Luego de escuchar mi explicación, Tomoe seguía pareciendo descontenta.
“¿A qué te refieres con cita grupal entre amigos? No lo entiendo.”
“En palabras de mi Kouhai, significa una reunión donde todos pueden disfrutar entre todos.”
“…Hm. Esa persona suena como un Hikikomori.”
Sí, tienes razón.
Tomoe pensó por un momento y luego me miró.
“¿La persona que te gusta sabe sobre esto?”
“¿Quién?”
“Como ~ dije ~, ¿la persona que te gusta sabe el hecho de que irás a una cita grupal?”
“No, no lo sabe.”
“Oh ~ ya veo.”
Tomoe cruzó los brazos en frente de su pecho y me miró directamente.
“Mune-kun ~ tienes alguien que te gusta ~ pero aun así te escabullirás en una cita grupal~.”
“………Sip.”
“¿Qué piensas al respecto?”
“¡Aghhhhh! ¡Me siento tan culpable! ¡No podría atreverme a verla de nuevo!”
No puedo imaginar como Shidou-kun permaneció tan calmado. Como era de esperar de un Hikikomori profesional.
No podría hacerlo. No podría hacer algo tan infiel en frente de la persona que me gusta.
‘¿Ocurre algo, Nii-san? ¿Te duele el estómago…?’
Casi podía ver la cara de Sagiri. Mierda, ahora mi estómago me duele.
Sujeté mi cabeza en desesperación. Tomoe me miró con una expresión seria y luego suspiró.
“¡Si tienes tantos problemas con ello, entonces lo rechazo! ¡No! ¡No! ¡Eres tan ~ iiiiinúúúúútil!”
Luego de decir eso esperó un momento y colocó una mano en mi hombro.
“Bien ~ déjame ayudarte.”
Abrí los ojos con sorpresa.
“Vas a ayudarme… ¿estás diciendo que irías conmigo a una cita grupal?”
“P-Pero…”
“No me refiero a eso. Me refiero a que te ayudaré a resolver dos de tus problemas: ‘Me siento culpable por engañar a la persona que me gusta yendo a una cita grupal’ y ‘es problemático encontrar una chica así’.”
“¿Puedes hacer eso?”
“Primero, para arreglar tu sentimiento de culpa.”
“¿Sí?”
“Sigue dependiendo en su mayoría de ti. Todo lo que puedo hacer es darte un poco de ayuda. Al final, no sé qué tipo de persona es la que te gusta, qué tipo de relación tienes con ella.”
Era de esperar.
“Aun así, si yo fuera tu novia…”
“Um, ¿si Tomoe fuera mi novia?”
Quizás porque lo estaba pensando demasiado lo repetí con un tono ligeramente nervioso. Tomoe se sonrojó.
“Si fuera, quiero decir si fuera, ¿de acuerdo?”
“Sí, sí.”
“…Bien… *cough cough*… Si…si yo fuera tu novia…en este caso…quisiera que me lo dijeras.”
“Decírtelo, huh…”
“Sí. Al igual que como me lo explicaste. Cómo un Senpai te obligó a hacer esto para ayudar a un Kouhai quien se siente deprimido. Decirle todo. Al menos yo entendería que mi novio sólo estaría intentando ayudar a su Kouhai.”
“¿Pero qué tal si se enoja?”
“Lo hará.”
¿Ya ves?
“Tomoe-san, ¿qué podría hacer en ese caso?”
Le pedí su opinión sincera a la pura e inocente Tomoe.
Con un movimiento rápido apuntó su dedo hacia mi cara.
“Sobórnala con obsequios.”
“Pensé que eras pura e inocente…”
“Lo soy. ¡Escucha con atención! ¡Escúchame, estúpido Mune-kun! La regla de hierro cuando te enfrentas a una chica enojada es darle algunos obsequios.”
“¿Obsequios? ¿Plural?”
“Al menos dale algo valioso.”
“¡Y así dices ser pura e inocente! ¿Puedes por favor no hacer parecer que la persona que me gusta sólo le gusta el dinero?”
Repetí mi oración anterior. Tomoe extendió los brazos con calma.
“Al final, no tengo idea de cómo es la persona que te gusta. No importa qué tipo de obsequios le gusten ~ Sabes, Mune-kun, si escondes tus sentimientos dentro de tu corazón, nunca le llegarán.”
En otras palabras, si mis sentimientos no se convierten en  acciones, no significarán nada. Así que, es por eso que necesito un obsequio.
Esa fue la solución de Tomoe.
“¿Entendiste? Explícale todo. Luego elige un obsequio que le guste. Por favor haz eso.”
“¡Gracias! Me siento tan bien ahora.”
Palmeé mi pecho, sintiéndome mejor y agradeciéndole a Tomoe.
“Es bueno oír eso. Oh, cierto, cierto - cuando le des su obsequio asegúrate de decir algo como esto.”
Ella sonrió e hizo una linda pose.
“Tú eres la que más me gusta.”
“Moriré si hago eso.”
“¿Eh? ¿Por qué?”
“Oh ~ entonces tienen ese tipo de relación ~ ¡Ya veo, ya veo!” Tomoe giró los ojos.
“De todos modos - ¡lo intentaré!”
¡Al menos tengo una idea de qué puedo comprarle a mi hermana menor!
“¡Y ahora mi segundo problema!”
Corté el tema actual. A Tomoe no pareció importarle.
“Bien ~ basada en lo que dijiste, no hay nada peligroso acerca de esa cita grupal, ¿verdad? ¿Puedo confiar en Mune-kun? También, como fanática de las novelas ligeras, estoy más que feliz de ayudar a un autor a recuperarse.”
Tomoe me susurró algo al oído.
“¿Huh?”
“Ese novelista Hikikomori quiere una chica a quien ‘le gusten las novelas ligeras, sea inocente, pura y joven’, ¿correcto?”
“Así es.”
“Hm, hm. Conozco algunas niñas que son incluso mejores que eso ~.”
Tomoe rio maliciosamente.
El domingo siguiente.
Residencia Masamune, sala de estar. Decidimos hacer aquí la cita grupal.
¿Por qué aquí, preguntas? Bien, ahora lo explicaré - o más bien, necesito aclarar algunas cosas.
¿Por qué la situación se volvió una pesadilla como, ‘tener una cita grupal justo debajo de donde está la persona que me gusta’?
Intenté contener mis lágrimas, pero todo está en su lugar ahora. Sólo podía intentar terminar con esto.
Algunos chicos y chicas estaban sentados en la sala en frente de mí.
Los chicos me incluyen a mí - Izumi Masamune, Shidou Kunimitsu y Kusanagi Ryuki. Tres personas en total.
Las chicas incluyen -
“Jinno Megumi, 13 años ~ .”
“…Natsume Aya…11 años.”
“¡Shiratori Ageha! ¡8 años!”




“………………………………………” <- Kusanagi-senpai.
“………………………………………” <- Shidou-kun.
Al ver a esas niñas sonriendo felizmente, todos los chicos estuvimos mortalmente pálidos, casi petrificados.
Finalmente, Kusanagi-senpai puso una mano sobre mi hombro.
“¡Izumi ~~ kun ~~! ¿Puedes venir al baño conmigo?”
“El baño de mi casa es para una sola persona, Senpai.”
“Cállate. Ven aquí, Kunimitsu.”
“Ouch, eso duele…no me empujes.”
“¿También tengo que ir?”
Tanto Shidou-kun como yo fuimos empujados forzadamente hacia el pasillo.
En ese momento, Megumi nos apuntó felizmente.
“Ah ~ ya sé. ¡Lo siguiente es su estrategia para la cita grupal! Hm, hm, vamos, adelante ♪, es necesario si quieren que sea un éxito, después de todo. Muy bien, todas, ¡también vamos a hacer una reunión estratégica ♥!”
Qué gran malentendido.
Y…esta conversación se llevó a cabo:
“De izquierda a derecha, 70 puntos, 40 puntos, 10 puntos. ¿Qué opinan ustedes?”
“¿A quién quieres tomar?”
“Me gustaría la del medio.”
“¿Hay algo mal con tus ojos?”
Sip. Qué conversación tan sucia.
Por supuesto, el grupo de Megumi está hablando de nosotros.
“Mira, Kusanagi-senpai. ¡Debido a ti ellas tienen una mala impresión de nosotros!”
“Cállate.”
Cerró la puerta de la sala de estar y me arrinconó en la pared.
“Izumi…qué demonios.”
“Ah… ¿qué cosa? ¿Hay algo mal?”
“Deja de hacerte el tonto. ¿Qué demonios con esas chicas?”
“Izumi-kun, dijiste que me presentarías a unas chicas lindas…”
Miré la sala de estar y respondí:
“Hice lo que me pediste. Lindas, jóvenes chicas - como dijiste.”
“¡Muy jóvenes!”
“¿¡Buscaste niñas de secundaria y primaria…!? ¿Te pedimos eso?”
“Esperen, esperen…los dos, ¡no rompan mi cuello! ¡Duele!”
“¡Sólo pretendes acerté el tonto!”
“¡Te pedimos estudiantes de preparatoria porque esperábamos conocer algunas chicas de preparatoria que les gustasen las novelas ligeras! Y aun así tú…”
“¡Esa mocosa dijo que sólo tiene 8 años!”
“Ella algún día será una chica de preparatoria…en el futuro. Por favor piensa en ello.”
“¡Ahora! ¡Lo que importa es el AHORA!”
“¿Qué podemos hacer AHORA? ¿Tenemos que soportar esta infernal cita grupal?”
“¿Qué tal si sólo conversan un poco y disfrutan su compañía?”
Intenté mantener mi actuación de ‘No entiendo cuál es tu problema’.
“¡Eres tan…idiota! ¡Un grandísimo idiota! ¿Piensas que esto no te involucra?”
Al ver como seguía negándome a aceptar cualquier mala intención, Kusanagi-senpai se enojó.
“¿A qué te refieres con eso?”
“Ahora incluso una mocosa tiene un Smartphone. Incluso si no sabe lo peligroso que es el internet, si le pides que mantenga algo en secreto, ella felizmente lo publicará en sus redes sociales, ¡les dirá a todos sus amigos! También usará LINE e Instagram-
“¿Y cuál es tu punto?”
“¿¡No lo entiendes!? Al terminar el día, ¿qué tal si toman una foto? ¿Qué tan rápido se esparciría una imagen con el título ‘Saliendo en una cita grupal con un autor de novelas ligeras ♥’? ¡Esa es una fuerte evidencia! ¡Nosotros estamos en nuestros veintes! Ellas, ¡a lo mucho siguen en primaria! ¡El mundo entero lo sabría!”
Los ojos de Kusanagi-senpai se pusieron rojos.
“Er…creo que estás sobre-reaccionando.”
“Tonto, te daré un consejo como tu Senpai. Deberías prepárate para el evento de ‘Toda mi información pública en internet ha sido tomada por un tercero con malas intenciones, entonces la usó en mi contra durante mis horas más oscuras’. Cifrado, información sólo para amigos y cosas así no tienen importancia para ellos. He recibido varias imágenes desnudas de autores de novelas ligeras, la mayoría nunca han sido vistas antes - esa es la prueba. ¿Cómo planeas lidiar con eso entonces?”
“¡Entiendo a qué te refieres! ¡Por favor no me des un ejemplo de pesadilla!”
¡El internet es aterrador! ¡Realmente aterrador!
Aun así, basado en lo que dijo, sería igual de peligroso salir en una cita grupal con una chica de preparatoria.
“Entonces… ¿qué sugieres hacer ahora, Kusanagi-senpai?”
“Intento pensar en algo…espera un momento.”
Sólo el hecho de pensar que no dijo ‘Me voy a casa’ me mostró lo intrépido es.
Regresamos a la sala de estar. Las chicas estaban esperándonos. Deberíamos decirles claramente las intenciones de esta cita grupal.
“Eres ~ realmente lento ~ Onii-san ♪.”
 La que acaba de hablar en un dulce tono fue ninguna otra que Jinno Megumi.
Trece años. Representante de la clase de Sagiri, también una de sus amigas.
Hoy, Megumi está usando un abrigo de verano y una falda corta que muestra sus saludables piernas.
Probablemente te estés haciendo la idea, pero todas las chicas que están aquí son amigas de Megumi. Tomoe le pidió a Megumi que las reuniera.
Por supuesto, ellas nos conocieron de antemano.
“…Por Megumi sabemos que todos ustedes son autores de novelas ligeras.”
La chica con lentes es Natsume Aya, once años. Ella tiene un listón en su cabello, el cual combina con su falda normal.
Basado en lo que Megumi me dijo - “¡Aya-chan quiere convertirse en una autora de novelas ligeras en el futuro!”
Ella incluso participó en algunos concursos de novelas ligeras - No es de extrañar que se vea un poco nerviosa.
“¡Encantada de conocerte, Onii-chan!”
La que habló justo ahora fue Shiratori Ageha, ocho años.
Ella tiene un cabello café claro, viste un uniforme que no parece de su edad. Una delicada apariencia que promete será una verdadera belleza en el futuro.
Como dijo Megumi - “¡Ageha-chan es la que más les gusta a mis amigos!”
Pensar que Megumi dijera que su amiga es más popular que ella entre los chicos…
Bueno, ella es linda, eso es seguro…pero los ‘chicos’ de los que habló probablemente son ‘chicos de su edad’. Al menos yo no siento nada.
Ella es la tercera persona en esta cita grupal, la carta del triunfo - bueno, lo explicaré más tarde.
Megumi nos miró:
“Bien, ahora es tu turno, Onii-san ♥.”
Esto es algo normal en una cita grupal…pero.
Nosotros (hombres) nos miramos y rápidamente sostuvimos una conversación.
(…No quiero decirles mi nombre)
(No quiero ser llamado un lolicon… No quiero ser llamado un lolicon… ¿¡No quiero ser llamado un autor lolicon…!?)
(…Mi seudónimo ya ha sido revelado…)
Todos nosotros sabíamos lo peligroso que sería revelar nuestros seudónimos y nombres reales.
También sabíamos que no tenía sentido mantener en secreto esta cita grupal.
“…Entonces comenzaré.”
Kusanagi-senpai levantó su mano derecha sin miedo.
Bueno…qué irá a hacer…no hay mucho que pueda hacer cuando las chicas ya conocen su trabajo…casi nada, en efecto.
“Por favor dinos tu seudónimo.”
Aya-chan estaba nerviosa, como una fan asistiendo a un evento de fotos.
¡Aquí viene!
¡Ella va a preguntarle esto!
Este Onii-chan que se parece a Prince Noctis[1] - ¿Qué tipo de novela escribe? - Como una admiradora de las novelas ligeras debe estar muriendo por conocerlo.
“…Kuh…”
Tanto Kusanagi-senpai como yo, regresamos a la esquina. Megumi añadió sal a la herida.
“Por otro lado ~ además de tu nombre, por favor cuéntanos sobre tu novela.”
¡Por favor deja de actuar como representante de la clase!
Maldición, ¡Kusanagi-senpai! ¡Qué deberíamos hacer ahora! Ahora no tenemos adónde correr, ¿qué podemos hacer?
Le di una mirada de súplica al novelista en chaqueta negra al lado mío.
Él respondió con una cara seria.
“Kadono Kouhei. Mi novela es la serie Boogiepop[2].”
“¿¡Huh…!?”
Mis ojos casi se salen de sus cuencas, miré a Kusanagi-senpai con sorpresa.
“…Qué, de qué estás hablando…”
Murmuré en silencio para mí mismo. Kusanagi-senpai susurró en respuesta:
“Ahora, estoy pretendiendo ser Kadono Kouhei-sensei.”
“¡No no no no no!”
¡Estás pretendiendo ser alguien más! ¡Y no deberías siquiera usar ese nombre! ¡Es muy arriesgado!
Por el hecho de que Kusanagi-senpai usó el nombre de un novelista muy famoso, Aya-chan hizo un ‘¿Ehhhhh?’ de sorpresa. Él usó ese momento para darme una orden.
“Deprisa, Izumi, actúa conmigo, no se puede evitar. No dejaré que la cita grupal entre autores de novelas ligeras y niñas de primaria se haga de conocimiento público. No te preocupes, todo estará bien.”
“Si resulta como quieres, Kadono Kouhei-sensei será el que sea conocido como el que salió en la cita grupal con niñas de primaria, ¿estás seguro que todo saldrá bien?”
“¿Cómo podría Kadono Kouhei-sensei enojarse por eso? Es autor de Boogiepop, ¿sabes?”
¿Qué tiene que ver Boogiepop con esto?
“Aunque finjas, ella se dará cuenta muy pronto - ya que no luces ni remotamente parecido al verdadero.”
“¡Siempre y cuando termine vivo de esto, haré cualquier cosa…! ¡No es como si nos volveremos a ver! ¡Y dudo que esta niña conozca al verdadero! Podríamos hacerlo con un poco de suerte. En el peor de los casos, podríamos decirle que no nos importa si nos cree o no.”
“¡Sólo escúchate!”
Ese plan está lleno de agujeros.
“¡Cough cough cough…!”
Debido al seudónimo de Kusanagi-senpai, Aya-chan está muy, muy agitada.
“¿Es…verdad? ¡Puedes darme tu autógrafo?”
 “Él está mintiendo. Su seudónimo es Kusanagi Ryuki. Su serie de novelas no es ‘Boogiepop’ sino ‘Amor Puro’.”
“¡Izumi!”
Kusanagi-senpai se levantó, pero lo ignoré.
“Yo soy Izumi Masamune.”
“Soy Shidou Kunimitsu.”
Dijo Shidou-kun, rindiéndose. Levanté mi mano hacia Megumi:
“Lo siento, Megumi. ¿Puedes mantener esta cita grupal en secreto?”
“Por supuesto ~ lo prometo.”
Megumi aceptó mi petición fácilmente. Ella ni siquiera reaccionó cuando Kusanagi-senpai se presentó con un nombre falso.
Por otro lado, Ageha-chan estaba insegura de qué estaba pasando, sólo inclinó la cabeza con confusión.
“Aunque Megumi a veces tiene sus detalles, ella siempre mantiene sus promesas. Presentarnos normalmente estará bien.”
“… ¿De verdad?”
Probablemente.
De todos modos, luego de enterarse de que Sagiri es Eromanga-sensei, Megumi lo ha estado manteniendo en secreto…así que estará bien… ¿verdad? Aunque lo que dijo Kusanagi-senpai me aterró, al menos pienso que esto es mejor que mentir descaradamente.
Miré a Megumi, ella rápidamente se llevó las manos a la cara y actuó avergonzada.
“Oh ~♥ No pensé que Onii-san confiara tanto en mí ♪ Estoy tan feliz ~~ ¡Mi corazón se está acelerando!”
“¡Bien, bien!”
…Creo que no debería mencionar que durante el evento de escenario, Megumi hizo muchos detalles.
“De todos modos, ¡aquí estaré cuando compartamos bebidas! Onii-san, déjame llenar tu copa con mi amor ~~.”
“Oye, no hay necesidad de hacer eso.”
Después de las palabras de Megumi, la cita grupal comenzó oficialmente.
*Thud Thud*. El techo se sacudió.
El ruido de justo ahora significa, ‘hagan silencio’.
“……………Tengo que encargarme de algo, por favor siéntanse como en casa.”
Me levanté y salí de la sala de estar, fui directo hacia las escaleras.
“Mierda…Sagiri…suena enojada.”
Ahora puedo notar su estado de ánimo basado sólo en los sonidos que hace.
Finalmente, me paré en frente del Cuarto Cerrado. Quizás era mi imaginación, pero podía ver un aura oscura llena de odio saliendo de la puerta.
“Mierda…”
Y así, déjenme contarles por qué usé mi casa para esto.



Era el tercer día después de mi plática con Tomoe. Luego de regresar de la escuela, dentro del Cuarto Cerrado, tuve una conversación con Sagiri.
“…Nii-san, ¿qué es esto? Dijiste que necesitabas algo muy serio…”
“…Antes de eso, por favor acepta esto.”
“¿Qué? Ah - ¡¡Esto es-!!
Sagiri tomó con felicidad lo que le di.
“Esto…esto es…el libro de los dioses…”
“¡La ‘Enciclopedia de pantis’ que hace mucho dejó de imprimirse!”
Ella la levantó en lo alto, justo como cuando Link levanta su Espada Maestra en el juego. Débilmente pude oír el mismo sonido[3].
“¡Cómo, Nii-san! ¿Cómo lo conseguiste?”
“Le pedí a Tomoe que lo buscara, lo encontramos en una vieja librería. Lo compré ayer. Es el que querías.”
“¡Um, um!”
Ella asintió con fuerza mientras sostenía el libro. Fue una escena muy conmovedora, (si ignoras el título del libro). Mi hermana menor estaba sonriendo felizmente.
“……………Muchas, muchas gracias, Nii-san.”
“De nada, Sagiri.”
Ah…pagar un montón de dinero por un libro funcionó… Pero no esperé que Sagiri dijera lo siguiente:
“Entonces, ¿qué hiciste esta vez?”
“¿Eh?”
“¿Qué hiciste esta vez…Nii-san?”
Sagiri preguntó mientras sonreía.
Su sonrisa desapareció inmediatamente y puso mala cara:
“Dilo. Deprisa. ¿Qué hiciste…para que intentes sobornarme?”
“¿Incluso mi hermana menor me ve de esa manera?”
“Me disculparé si estoy equivocada.”
“¡No lo estás!”
“¿¡Ya ves!?”
Sagiri comenzó a patearme, como diciendo, ‘lo sabía’. Aunque no dolía siguió pateándome.
“¡Date prisa y dímelo! *patada* ¡Nii-san! *patada* Qué hiciste *patada* esta vez *patada*… Ah…ah…”
Ya estaba cansada. Pero seguía viéndose linda.
“Bien, bien, ¡te lo diré! Pero…escúchame, ¿lo harás? Después de oír la primera parte te enojarás, pero sería un malentendido porque sólo sabrías la mitad de la historia. Tienes que dejarme terminar.”
“No te excuses. ¿Qué hiciste?”
“Bueno…esta vez…quiero ir a eso…”
“¿Eso? ¿Qué es eso?”
“Una cita grupal.”
“¿Q…qué?”
“Una cita grupal.”
“……………”
“……………”
Pasó demasiado tiempo de un incómodo silencio.
“¿Sa, Sagiri?”
“Onii-sama…justo ahora…creo…creo que no te escuché bien, no pude entenderte. ¿Puedes repetirlo más claro?”
“Espera, espera, ¡lo estás malentendiendo!”
¡Una amable sonrisa combinada con una forma de hablar de clase alta es una combinación aterradora!
“Cita grupal, dije cita grupal. ¡Pero una cita grupal entre amigos!”
“¡Claramente estás intentando hacer una excusa! Mwuuuuuuuuu ~~ ¡Te odio, nii-san!”
¡Mierda! Todo esto es culpa de Shidou-kun.
Maldición, ¡ese maldito Hikikomori!
Me expliqué al borde de las lágrimas:
“¡No quiero ir a esta cita grupal! Shidou-kun fue hecho a un lado por Kagurazaka-san, y muchas cosas malas le ocurrieron, así que se siente deprimido, ¡por eso quiere conocer a una chica de preparatoria! ¡Él estuvo llorando! Y Kusanagi-senpai se arrodilló rogándome, no pude… ¡no pude decir no! ¡Sólo podía aceptar sus peticiones! ¡Por favor créeme!”
Le dije todo. Sagiri se enojó.
“… ¿Quieres…ir a una cita grupal con una chica de preparatoria?”
“No, ¡no exactamente! Luego de discutirlo con Tomoe decidí no llevar a cabo una cita grupal normal, sino una cita grupal fingida para ayudar a que Kunimitsu recupere su espíritu.”
“¿Fingida?”
“Y por eso le pedí a Tomoe que le dijera a Megumi que me ayudara a encontrar chicas.”
Por otro lado, en ese punto Tomoe y Megumi ya me habían hecho saber cosas acerca de las chicas que invitaron.
“Mwu, ¿vas a tener una cita grupal incluyendo a Megumi-chan?”
“No, sólo una cita grupal fingida.”
“Incluso si es fingida… ¿qué lo diferencia de una cita grupal normal?”
“La edad de las chicas no será la apropiada.”
“¿Huh? ¿Qué edad tienen?”
“Tienen que ser tres chicas, quienes tienen trece años, once años…y…”
“¿Y? ¿Cuántos años tiene la última?”
“……………”
“¡Deprisa!”
Sintiendo una presión como la de Kyouka-san todo lo que pude hacer fue responder.
“Ocho años.”
“……………………… ¿Eh? Una vez más, dilo una vez más…”
“Ocho años.”
“…………Eres de lo peor.”
Aquí está un hermano mayor, quien está siendo menospreciado por su hermana menor debido a que irá a una cita grupal con una niña de ocho años.
Ese hermano soy yo, por otro lado.
“¡No no no! ¡Ese fue el malvado plan de esa bibliotecaria!”
Los ojos de Sagiri comenzaron a empaparse.
“…Lo sabía…Nii-san es un lolicon.”
“¿A qué te refieres con ‘lo sabía’? ¿Desde cuándo existe ese rumor?”
“¡No me importa! ¡Sólo deja que la siguiente novela de Izumi-sensei se llame ‘Vamos a volver a vernos en una escuela primaria’!”
“¡Cómo podría ponerle ese nombre a mi novela! En esa situación, ¡el personaje principal, quien está trabajando como maestro, no podría esperar continuar con su vida-! ¡Espera, espera espera! Lo diré de nuevo, ¡no soy un lolicon! ¡Me pregunto de dónde viene eso!”
“…Es porque…porque…Nii-san…dijo…que le gusto…”
“Kuh…”
Siempre que ella menciona esa carta del triunfo, no hay nada que pueda hacer más que suspirar con cansancio.
¿Por qué mi hermana menor lo menciona justo ahora?
Sagiri se sonrojó salvajemente y respondió:
“…Yo…yo igual…soy así…pequeña…plana…del pecho…así que…a Nii-san debe gustarle…eso.”
“Estás equivocada, Sagiri.” Lo negué. “No me gustan las chicas pequeñas. No me gustan las chicas con pechos pequeños.”
“¿Eh? ¿¿Eh??”
Los ojos de Sagiri y los míos se vieron directamente.
“Me gustas tú.”
“~~~~~~~~~~~ Hm, hm hm…es así…”
Respondió Sagiri con un tono que sugería que estaba enojada o…algo. Su cuerpo temblaba, su cabeza estaba baja.
“Sí. No soy un lolicon. Más bien, puedes decir que prefiero a las chicas con pechos grandes.”
“Ah, ¡¡¡es así!!!”
Ella volteó su cabeza hacia otro lado.
¿Por qué? ¿Por qué se enojó ahora?
Me miró:
“…Nii-san no es un lolicon…entiendo. Esa cita grupal será fingida… Tus razones de ir fueron porque fuiste incapaz de rechazarlo…también lo entiendo…” Se detuvo un momento. “No es como si no pudiera perdonarte.”
“¿De verdad?”
“Sentirse deprimido…no es tan simple.”
Pude sentir un poco de experiencia por parte de Sagiri con esas palabras suyas.
“Yo también…me sentí deprimida cuando no pude dibujar una loli…”
“Ah, ah…”
¿Eso es igual que el caso de Shidou-kun?
“Aun así…tengo una condición…”
Y esa condición era…
“Hazla aquí.”
“¿Eh? ¿Eh? ¿Ehhhhhhhhhh?”
“…Si la haces aquí…lo permitiré. Si realmente no vas a poner tus manos sobre una niña de primaria, no debería haber problema.”
“¡No no! ¡No será problema…! ¿Pero estará bien? Podría ser ruidoso.”
“No hay problema. No me gusta, pero es mejor que llevarla a cabo en un lugar que desconozca…”
“…Entiendo… Lo siento.”
Me incliné. Mi hermana menor actuó como una tsundere y se volteó hacia otro lado. Pero su cabeza volteó de vuelta.
“Debido a que me lo explicaste desde el principio…la siguiente vez, no hagas excusas.”
Eso fue todo.



La escena regresó al momento actual, llamé hacia el Cuarto Cerrado.
“…Sa…Sagiri…ven aquí ~.”
Con miedo en mi corazón, toqué la puerta.
Se abrió con un *crujido*. Sagiri estaba parada detrás con sus ojos en blanco.
“Nii-san.”
“¿S-Sí?”
“¿Cómo va?”
“¿Cómo va? ¿Qué?”
“…La cita grupal.” Dijo con un tono de descontento.
“Ah…bien, estamos presentándonos.” Exhalé un suspiro de alivio.
“¿Por qué ya te ves tan cansado?”
“Tienes que verlo para creerlo…espera, ¿siquiera conoces a Kusanagi-senpai y a Shidou-kun?”
“…Escuché de ellos de parte de ti. Un borracho y alguien con él.”
“Sí sí, son ellos.”
Incluso vinieron a mi casa. Pero para evitar cualquier efecto negativo para Sagiri, evité que la conocieran.
“¿Qué hay de aquellas niñas?”
“¿Eh?”
“…Esas niñas que trajo Megumi-chan… ¿son lindas?”
“Ah ah…bueno…lindas… ¿quizás? Quiero decir, son tan pequeñas…”
Para un chico de segundo año de preparatoria, esas niñas no son exactamente mi tipo.
En las novelas ligeras y en el anime, no tengo nada en contra de ese tipo de chicas, pero en la realidad, pienso que la mayoría de los hombres estarían de acuerdo conmigo. Personalmente, sólo mantengo mi guardia alta con las chicas que son, cuando mucho, tres años menores que yo.
“Hm… ¿es así?”
“Sí.”
“…Nii, Nii-san…amor a primera vista… Yo era de primaria en ese momento…”
“¡Yo también era más joven! ¡La zona de peligro cambia cuando uno crece!”
Por otro lado, ¿por qué está volviendo a hablar sobre eso?
¡Es tan vergonzoso! ¡Qué truco tan barato!
“Mwu… No puedo creerte.”
“¿Eh? ¿Eh?”
“…Puedo imaginar a Nii-san jugando con Megumi-chan, haciendo un ambiente agradable mientras usas el Juego del Rey para obligarla a desnudarse.”
“¡No voy a hacer eso! ¡Tú, Eromanga-sensei, eres la que dio esa orden!”
“¡No conozco a nadie con ese nombre!”
“¿Entonces cómo puedo hacer que me creas?”
“Si quieres que te crea…cierra los ojos.”
“¿Huh?”
“Cierra…los ojos.”
-----
Debido a que Sagiri dijo eso mientras se sonrojaba me hizo sentir confundido. Aun así hice lo que dijo.
“¿Así está bien?”
“Baja un poco más la cabeza.”
¿¡Hah!? Espera, ¿¡podrá ser-!?
Concentré todos mis sentidos en mis labios.
Y entonces - ¡en un instante!
Sentí algo en mi frente -No en mis labios-. Era… ¿ropa?
“…………… ¿Sa, Sagiri? ¿Qué le estás haciendo…a mi frente?”
“No te muevas, no hables. Sólo quédate callado.”
“……………………”
No tuve más opción que callarme y dejarle hacer lo que quisiera.
Finalmente, Sagiri dijo:
“Bien, listo. Puedes abrir los ojos ahora.”
Abrí los ojos. En frente de mí estaba…
Eromanga-sensei, todavía sosteniendo un marcador permanente.
“¡Sagiri! ¿Qué le hiciste a mi frente?”
“Un hechizo para asegurar que Nii-san no disfrute la cita grupal.”
“¿Qué es exactamente?”
“Si esa cita grupal es para subir los ánimos de tu Kouhai…entonces no importa si tú no la disfrutas.”
Eromanga-sensei rio, entonces su voz se volvió seria:
“Ahora regresa a la cita, Nii-san.”
“¡De ninguna manera! ¡Al menos dime qué escribiste!”
“¡No! Ah, te prohíbo limpiarte o siquiera mirarte al espejo.”
“…… ¿Es en serio?”
“¡Sí!” Asintió felizmente mientras reía. “Sólo puedo sentirme tranquila en este caso.”
Para mí, no hay manera en que pueda rechazar los pedidos de mi hermana menor.
“…………”



Regresé a la sala de estar, llevando el ‘hechizo’ que Eromanga-sensei me puso. Antes de entrar, Megumi corrió hacia mí.
“Bienvenido de vuelta, Onii-san ~ Pu--, ¿qué es eso en tu frente?”
“Er…bueno…verás…”
¡Lo sabía! Sagiri escribió algo para que la gente se riera de mí.
“Ah, nah, entiendo. No tienes que decirlo ~.”
Megumi me cortó mientras seguía riendo.
“¡Lo entiendo completamente! Ajajajaja, de verdad ~ Onii ~ san ~ es tan lindo. Tú ganas, tú ganas ♪.”
Me dio un ligero codazo en el estómago.
“…Por otro lado, no sé qué tengo escrito en la frente.”
-No te lo diré.”
“Ya veo.”
“Cuando termine la cita grupal, dejaré que Izumi-chan la limpie para ti. No te mires en el espejo hasta entonces, ¿bien?”
“…Lo intentaré.”
Aun así, sin saber qué tengo escrito en la frente no podré entender lo que ellos pensarán de mí.
Cambié el tema.
“Por otro lado, ¿cómo está yendo la cita grupal, Megumi?”
“Estamos disfrutando de unas bebidas. Llegas tarde, Onii ~ san.”
“…Respóndeme con la verdad… ¿todo está yendo bien?”
“Yo estoy liderándola. Todo está bien ~.”
“… ¿De verdad?”
Sentí que nada bueno podría salir de esta desastrosa situación.
“Sip ~ Onii ~ san, ¿si estás preocupado, por qué no lo ves por ti mismo ♪?”
Fui hacia Kusanagi-senpai y le pregunté:
“Kusanagi-senpai, ¿qué estás haciendo con Aya-chan?”
“Oye, Izumi. Qué extraña frente…”
“¡Por favor ignórala! Qué estás haciendo-
“Ah, esta niña quiere convertirse en autora de novelas ligeras, pero conseguí una reseña en su blog. La estoy molestando.”
“¿Estás peleando con una niña? ¿En qué estás pensando?”
¿Ves? ¡Aya-chan está a punto de llorar!
“Kusanagi-sensei… ¿por qué conoces mi blog?”
“Porque abriste ese blog usando tu nombre real. Escucha, revisar el perfil de una chica que acabas de conocer en internet es muy de sentido común ahora. Especialmente si la vas a conocer en una cita grupal.”
“¡A qué te refieres con eso!”
“Es para saber si tendrás una oportunidad con ella, es por eso. Incluso contigo, si repito ese truco algunos años después, podría fácilmente comenzar una conversación diciendo, ‘¡Tenemos intereses en común!’.”
“¡Ya…ya veo!”
Qué le estás enseñando a una niña de primaria…
“¿Has aprendido algo? Entonces qué tal si regresamos a esta mala reseña que hiciste de mi ‘Amor Puro’.”
“Ahhhhhggggghhhhhhhhhhhhh.”
Aya-chan gritó.
Entiendo cómo se siente. Sería muy incómodo para un crítico conocer a un autor a quien le escribiste una mala reseña.
“Por qué, ¿por qué leíste el blog? ¡Eres un autor de novelas ligeras!”
“Tranquila. Es porque soy un autor que reviso el internet para ver lo que las personas dicen acerca de mi historia. ¿No estás de acuerdo, Izumi?”
“No, no lo estoy.”
Es aterrador.
“Hm, ya veo. Aun así, tengo que saberlo. No sólo blogs personales, incluso reviso los ‘sitios web ocultos’ y demás.”
“Ha…”
“A decir verdad, muchos comentarios halagando a Kusanagi Ryuki son míos.”
“¿¡Eres así de desvergonzado!?” *2
Tanto Aya-chan como yo gritamos. Aunque Kusanagi-senpai pareció no habernos escuchado.
“No es algo tan serio. Todos lo hacen.”
“No, ¡no lo hacen!”
Realmente, realmente espero que este Senpai mío deje de desacreditar a los autores de novelas ligeras.
La pobre Aya-chan estaba cubriendo su cara con sus manos.
“Ah ~~ ¡vamos! ¡Es terrible! Vine aquí porque pensé que podría conocer a un autor de novelas ligeras. Mwuuu.”
“Sólo te estaba molestando. Lo siento.”
Kusanagi-senpai puso una mano en la cabeza de Aya-chan. Yo dije:
“…Es extraño, Kusanagi-senpai está tratando a Aya-chan tan amablemente. ¿Qué acaso no dijiste que odias a los que hablan mal de tu historia?”
“¿Cuándo dije eso?”
“Antes de que tu anime saliera al aire.”
“Es vergonzoso, pero ahora no estoy al mismo nivel que antes. Luego de que mi anime estuviera listo, mi rango incrementó.”
Hm…es posible.
“Al final, ellos son quienes compran mis libros, es su derecho escribir sus propias reseñas. Algunas veces, esas reseñas me ayudan a mejorar mis habilidades. También, ante los ¥600 de impuestos, no llevaré mi frustración a mis lectores. En el peor de los casos, me enojaré, pero es todo.”
“Entonces los perdonaste, huh.”
Kusanagi-senpai miró a la distancia.
“Mmm…eso ocurrió muchas veces cuando mi anime estaba al aire… Muchas personas hablaron mal de mí… Muchos blogs me golpearon…mi inbox estaba lleno de quejas…ellos dijeron que me muriera… Mi pequeño grupo de seguidores era molestado sin piedad por el de Yamada Elf y otros novelistas…”
Bueno, tu anime es reciente después de todo.
Kusanagi-senpai suspiró, acarició la cabeza de Aya-chan y dijo:
“Normalmente, las personas compran mis novelas, las leen y luego me halagan o se quejan. Tú -una lectora normal- eres preciosa. Sé eso. Los únicos que me enojan ahora son aquellos que no leen mi historia y aun así se quejan de todos modos.”
“¿Podrías por favor dejar de hablar de eso?”
Ese ejemplo…bueno, es verdad, esas reseñas sin criterio hacen hervir la sangre de un autor.
“Esta es la resistencia que construí luego de ver a esas personas hablar de mí en línea. La resistencia que construí después de soportar esos despiadados ataques. Especialmente aquellos **** estúpidos críticos, ¡esos mocosos que no saben nada!”
De nuevo…
“Argh ~ maldición, ¡sólo pensar en eso me hace enojar! ¡Si sólo tuviera la suficiente paciencia! Si sólo no hubiera entrado a esta ruta, ¡soportar este sufrimiento por algo que ni siquiera entiendo completamente! Maldición ~.”
“Ahora estás regresando a tu anterior forma de pensar.”
“No no. De todos modos, lo que intentaba decir, no me importa si odias mi novela. No me importa si le diste una mala reseña. No voy a odiar a mis lectores por algo tan trivial como eso.”
Kusanagi-senpai miró a Aya-chan y dijo amablemente.
“¿Entendiste?”
“Sí.”
“Bien.”
Sonrió.
Al ver eso Megumi habló con un alegre tono.
“Ejeje ~ Kusanagi ~ senpai, ¡eres tan ~~ bueno! Ejeje ~ toma, vamos a beber ~♪.”
“Tch.”
Kusanagi-senpai chasqueó la lengua y le habló con un tono frío a Aya-chan.
“Oye, niñita.”
“… ¿Sí?”
Respondió Aya-chan con una pizca de rebeldía. Kusanagi-senpai le dijo a su lectora.
“Siguiente, por favor continúa comprando y leyendo mis libros.”
“…Seguiré escribiendo reseñas.”
“Haz lo que quieras.”
“…Entonces lo haré.”
“Por favor hazlo.”
Con eso, los dos voltearon sus cabezas hacia otro lado.
Megumi se volteó hacia mí siendo testigo de la divertida conversación de Kusanagi-senpai y Aya-chan, ella dijo:
“Ya ves, te dije que estaba yendo bien.”
Entonces apuntó al sofá.
“Lo siguiente ~ es ~~ allí ♪.”
En el sofá estaban Shidou-kun y Ageha-chan (ocho años). Ellos estaban sentados uno en frente del otro, Ageha-chan estaba hablando con Shidou-kun.
Los observé en silencio.
“¡Anímate, Onii-chan! ¡Anímate! ¡Anímate!”
“No…no…yo, detente, te dije que estoy bien, ¿de acuerdo?”
“¿De verdad?”
Ageha-chan acercó su cara a Shidou-kun. Esa corta distancia mataría instantáneamente a un lolicon.
La expresión de Shidou-kun se volvió seria, él levantó ligeramente su mano y detuvo a la niña.
“Sí, es verdad…”
“Pero Ageha escuchó que este grupo era para animar a Kunimitsu-sensei.”
“………Eso…”
Lo siento Shidou-kun, la verdad es… Junto a Kusanagi-senpai, decidimos decirles a las chicas que esta cita grupal era para ayudar a animarte.
Ageha-chan lo miró y continuó:
“¡Ageha lo sabe! Onii-chan fue rechazado por la chica que le gusta, ¡así que ya no puedes escribir más!”
“¿¡Gah!?”
Shidou-kun hizo un gruñido. Ageha-chan levantó ambas manos.
“¡Ageha te animará! ¡Feliz, Feliz!”
“Mwu mwu mwuuuuuu…” Gruñó Shidou-kun.
Wow…
Una niña de primaria estaba animando a un autor de novelas ligeras (adulto) con el corazón roto.
Qué vista tan irreal…
“…Kuh…kuh…Izumi Masamune…qué hiciste…”
Desvié la mirada y regresé con Megumi.
“Ya ves, Onii ~ san. Te dije que todo estaba perfecto.”
“Como uno de las mentes maestras de este plan… Siento que tu forma de animarlo no es completamente correcta…”
Pensé que estábamos condenados. Si yo fuera Shidou-kun, no creo haber podido continuar en una situación así.
Sin embargo, mientras yo me preocupaba, Megumi dijo:
“No te preocupes, no te preocupes ~♪ Sólo observa.”
“¿De dónde viene esa confianza?”
“Es porque ~.” Megumi me dio una sonrisa de confirmación. “Este es un plan entre Onii-san y yo.”
-----
“Onii-san me dijo que si seguimos con el plan, Kunimitsu-sensei se animará ~ Confío en ti ♥.”
Megumi me guiñó, como una traviesa demonio.
“Bueno…entonces vamos a ver cómo termina.”
“Sip.”
“También confío en tu elección, en Ageha-chan.”
“Bien.”
¿Y qué hay de ti entonces? ¿Por qué no escuché que nombraras a la tercera mente maestra, Tomoe?
“Onii-chan - No, ¡Kunimitsu-sensei!”
“¿Qu…Qué es eso?”
Encarando la seria expresión de Shidou-kun, Ageha-chan le mostró algo felizmente.
“¡Esto es para ti!”
‘Esto’ es un lindo y rosado sobre.
“Wow… Esto… ¿¡esto es…!?”
“¡Ageha escribió una carta de admiradora ~ para Kunimitsu-sensei!”
“¿Huh? ¿Eh? ¿Ehhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh? Para, ¿para mí?”
Esta es ‘la carta del triunfo de Ageha-chan’ de la que hablé antes.
“Shiratori…tú… ¿tú leíste mi historia?”
“¡Sí!” Rio y exclamó. “¡A Ageha ~~ le gusta la historia de Kunimitsu-sensei más que nada!”
¡Qué brillante sonrisa!
“……………”
Por otro lado, el enfrentarse a esta repentina situación dejó a Shidou-kun sin habla.
Puedo entender ese sentimiento. Él probablemente no esperaba conocer aquí a alguien que leyera su (humilde) novela.
Kunimitsu es un autor pequeño. Muy pequeño, en realidad. Él no tiene fama, no tiene reconocimientos, no tiene una buena historia. En el departamento editorial, sus novelas no son tan especiales. Incluso ahora, él sigue sin poder hacer algún libro que valga la pena.
Como yo en mi segundo año luego de mi debut.
Por otro lado, en ese entonces, la mayoría de las cartas que recibí fueron de una misma persona (probablemente Muramasa-senpai). Además de ella, sólo recibí tres cartas.
Sólo tres.
Aunque no quiero calcular esa tasa, pero…eso significa que de algunos miles de mis lectores, sólo uno me mandó una carta.
En ese tiempo, Izumi Masamune no era mejor que Shidou Kunimitsu.
Nunca he recibido una sola carta de mis lectores.
Escribí una novela, pero nadie la apoyó. Fue tan triste.
Eso fue lo que pensé. Quizás parcialmente debido a que no quiero ver algo sobre mis novelas en internet, pero mis creencias se mantienen hasta ahora, Shidou-kun no conocía la alegría de un novelista. Él no creía que a alguien le gustase su historia.
Por supuesto, un novelista no puede saber qué tan feliz está su lector cuando está leyendo su libro. A menos que el lector se lo diga.
Es por eso que -
Lentamente dejé de entender el por qué estaba escribiendo.
Eso fue lo que dijo Shidou-kun.
Para mí, cuando las personas se están sintiendo deprimidas - podría sonar frío - pero no creo que las demás personas puedan arreglarlo. Incluso siendo un amigo cercano o un Kouhai.
Pero si alguien me pide ayuda, entonces se la daré.
Quiero escribir una historia tan bella como un postre, para convertir mi novela en un hermoso platillo.
Pensé en las palabras de Shidou-kun cuando me contó su sueño.
Y así -
¡Hay alguien a quien le gustan las novelas de Kunimitsu entre mis amigas!
Es por eso que Megumi invitó a Ageha-chan.
“¡El platillo de Kusanagi-sensei se veía muy bueno ~! ¡Hice uno con mi mami!”
Hubo una vez en que él escribió una guía de cocina en su novela.
“¿Con tu madre?”
“Um, mi mami dijo que la historia de Kunimitsu-sensei es buena. Dijo que leerla le hizo mejorar su cocina. Ella también dijo que intentará hacerlo de nuevo.”
“…Es así…de nuevo…”
“Es por eso que, ¡por favor anímate y continúa escribiendo sobre buena comida!”
Ageha-chan continuó palmeando la cabeza de Shidou-kun como si estuviera compartiendo su pasión con él.
La expresión de Shidou-kun era de felicidad pura. Él parecía estar a punto de llorar.
“Es así. Gracias, Shiratori-san. Entonces, déjame leer…esta carta.”
“Sólo llámame Ageha, Onii~chan.”
“Seguro, Ageha-chan.”
“Ejeje ~ es vergonzoso.”
Ella se rascó la mejilla, mirando en secreto a Shidou-kun.
“¿Te estás…sintiendo mejor ahora?”
Ella no sabía qué tanto efecto tendría su carta. Casi pude ver sus dudas. ‘¿Realmente será suficiente para animarlo?’.
Shidou-kun asintió amablemente.
“Gracias, me siento mejor ahora…quizás.”
¿Podrías decir algo más decisivo? ¡Es por eso que las personas no te ven a lo alto!
“Quizás, huh…”
Ageha-chan mostró una expresión complicada.
“Lo siento. Pero siento que…incluso contigo, no puedo recuperarme así de fácil…”
“Pero aparte de Ageha, ¡hay muchos otros a quienes les gustan tus novelas!”
“¿De verdad?”
“¡Sip! ¡Es seguro!”
“¡Es así! Entonces, tengo que recuperarme para su bien, ¿verdad?”
“¡Por favor!”
“Seguro…”
Shidou-kun agachó la cabeza. Luego de un momento miró hacia arriba:
“Ageha-chan, ¡vamos a vivir juntos!”
“¡Ehhhhhhhhhhh!”
Mierda, mierda, ¡¡¡mierda!!!
Corrí hacia adelante y rápidamente golpeé la parte trasera de la cabeza de mi *** Kouhai.
“¡Eso duele! ¿Por qué fue?”
“¡Esa es mi línea! ¿Qué le estás diciendo a una niña de primaria?”
“Er… Era una broma…”
“¿De verdad? ¿No notaste que sonó como una petición de matrimonio?”
“Ajaja, ¿es así?”
“¡Lo es!”
Lo es. Qué miedo… no puedo desviar mis ojos de un lolicon ni por un instante. Espero que pueda aprender a controlarse a sí mismo.
“Dime, Izumi-kun, qué hay con tu frente. ¿Es algún tipo de juego de castigos?”
“¡Por favor ignóralo!” Cubrí mi frente. “Er… Qué tal si compruebas lo que recibiste de Ageha-chan, Shidou-kun.”
“Esto… ¿tú preparaste esto, Izumi-kun?”
“Eh…decir que nosotros lo preparamos es más acertado. Entonces… ¿ya puedes escribir algo ahora?”
“Cómo debería decirlo…al menos tengo algunas ideas generales.”
Aunque no parecía recuperado del todo.
Pero era de esperar. A diferencia de lo que Kusanagi-senpai quería, esto no es algo que pueda hacerse de inmediato.
Sin embargo -
“Gracias, Izumi-kun. Fue bueno que viniera.”
Puedo decir que resultó bien.

Dejé su lado y regresé con Megumi. Ella estaba parada sola y revisando que todos tuvieran una sonrisa en sus rostros. Le dije:
“Es extraño.”
“¿Uh? ¿De qué estás hablando?”
“Pensé que tú serías el centro de todo esto.”
“Ah ~.”
Megumi hizo un sonido como si entendiera completamente lo que quería decir. Dio una vuelta donde estaba, se llevó ambas manos al pecho y me dio una encantadora mirada:
“Hm, hm ~ te lo dije, las personas me llaman, ‘La Cupido de Segundo Año’. ¡Las citas grupales y cosas parecidas son mi misión! Estoy aquí para emparejar a las personas.”
Entonces también debería invitarla a la siguiente cita grupal - No no, ¡eso suena tan mal!
“Sí, ¡gracias a tus ojos de Cupido es que ambas partes terminaron bien! Pero si esto sale a la luz, entonces sus imágenes públicas se arruinarán.”
“Eje ♥.”
Oye, sacar tu lengua e intentar actuar linda no funcionará conmigo.
“Ajaja ♪ Bien, el plan era llevar a cabo una cita grupal fingida, para que todos la disfrutaran, creo que lo logré.”
“Yo también lo creo. Era de esperarse de ti.”
“Ejeje, por supuesto.” Megumi infló el pecho. “Pero…incluso siendo una fingida…fue una rara oportunidad para estar con Onii~san ~~.”
Ella saltó hacia mí y me tomó del brazo.
“Oye…”
“¿Quieres hacer algo de citas grupales? - Como.”
“Qu-Qué estás intentando hacer…”
Quería jalar mi brazo, pero no pude reunir la fuerza suficiente.
“Qué tal…”
Ella me llevó a la mesa, tomó un postre y se lo puso en la boca.
“¿Qué tal un juego del pocky?”
………………
Lo pensé por un momento.
“No, de ninguna manera.”
“¿¡Ejejejeje ~!? ¿Por qué? ¿No quieres que ~?”
Viendo mi reacción, Megumi rio entre dientes, puso el pocky en su boca.
“Aquí ~ aquí ~.”
“Esto…esto es…”
“Um… ~.”
-------
“Ven ~~.”
…………………
………………………
“Nop, ¡no jugaré!” Dijo Megumi.
“¿Eh?”
“Sólo estaba bromeando, jaja ♪, ¿de verdad querías jugarlo?”
“Tú, tú… ¡deja de bromear conmigo!”
¡No lo hagas de nuevo! ¡Pensé que moriría!
“Ajajajajajaja ~ Onii ~ san, ¡tu cara está tan roja! Tan lindo ~~♥.”
Megumi se fue de mi lado todavía riendo. Ella rompió el pocky y apuntó la mitad hacia mí:
“No voy a jugar en la vida real algo como eso con alguien que tenga eso escrito en la frente. Qué lástima, Onii ~ san ♥.”


Sintiéndome liberado y con remordimientos, suspiré y me llevé una mano a la frente.
“…Hah ~~ qué escribió…”
Al final, sigo sin saber la respuesta.


[1] Prince Boctis Lucis Caelum, el personaje principal de Final Fantasy XV.
[2] Realmente existe, búsquenla como Boogiepop Phantom.
[3] NT: Al igual que yo cuando lo leí.
[4] Masamune tiene escrito 'Siscon' en la frente.

4 comentarios:

  1. jajaja muy buena el capitulo 2 gracias por traducirlo al español y esperando el capitulo 3

    ResponderEliminar
  2. se agradece, esperando el capitulo 3, una pregunta cada cuanto lo sacan, me gusto su traducción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, y por desgracia no tiene periodicidad en su traducción, se traduce cada que hay material nuevo en inglés.

      Quizás cuando se termine la otra historia vuelva a traducirla desde el material en japonés como el 6-1.
      A ver tanto estudiar dio resultado xD

      Eliminar
  3. Muchisimas gracias por traducirla directo del japones se agradece mucho tu esfuerzo ya que te quedo muy bien la traduccion ojala un dia puedas acabar este volumen. Enserio esta novela engancha muchisimo xD

    ResponderEliminar